¿ POR DECRETO O POR DERECHO ?

miércoles, 28 de enero de 2015



De un tiempo a esta parte, durante mi proceso de aprendizaje en Coaching, muchas personas desconocidas para mí hasta el momento, han cruzado mi camino para aportarme algo. Uno de mis mayores avances, ha sido ser capaz de extraer aspectos positivos de comportamientos y realidades ajenas a mí. Para ello, el primer paso ha sido observar de modo curioso y consciente la realidad que vivo, mirando a la vida con los ojos de un niño, siempre ávidos de aprender. Posiblemente, lo que más interés me ha despertado , es un tema muy de actualidad y en mi opinión, decisivo para el futuro que nos espera. Ese tema es "EL LIDERAZGO".


Cada uno de nosotros, forma parte de uno o varios sistemas, en los cuales interactúa con otros miembros del grupo. A su vez, estos minisistemas, forman parte de otro mayores y así sucesivamente, hasta formar el macrosistema único que es la realidad del mundo en que vivimos. Desde ese punto de vista, es sencillo entender como el comportamiento de uno sólo de los elementos de un minisistema, modifica el sistema entero. Sería aquello que habéis oído hablar del "EFECTO MARIPOSA". Que duda cabe de que cuantos más influencia sobre los demás elementos tenga el miembro en el que se produce el cambio, mayor será la modificación del sistema global. De ahí la importancia de escoger o tener un líder, que realmente esté cualificado para realizar dicha función. Pero ¿que es un LÍDER?. Entre todas las acepciones de líder, me gusta la que lo define como "la persona capaz de inspirar y asociar a otros con un sueño".

Pensad en la persona que dirige vuestra organización, en vosotros como padres y madres, en vuestro entrenador, el tutor de vuestros hijos, el presidente de vuestra comunidad, de vuestro pais, en definitiva, de cualquier sistema en el que os halléis inmersos. ¿ Responde a esa definición ese lider?.

Me temo que en algunos casos sí, pero en otros muchos, queda muy lejos de esa idea de liderazgo. Muchas de las instituciones, responden a un modelo de lider autoritario, fruto de una cultura pasada o en ocasiones de un liderazgo heredado o impuesto, el cual no es auténtico. El camino al liderazgo no es único. Se puede llegar a el a través de la creatividad, de la capacidad de motivar, de la innovación, del conocimiento, de una o varias cualidades que favorecen el acercamiento a ese sueño común por parte del grupo. En cualquier caso, el elemento común de cualquier líder es que basan su desarrollo como tal en el liderazgo personal ,porque sólo cuando uno se lidera asimismo, es capaz de liderar a los demás, expandiendo valores individuales que son un reflejo de los valores del colectivo al que acompaña hacia el éxito.

Así entonces, si buscamos aquellas cualidades que debe poseer un líder, coincido plenamente con David Fleischman, en que la primera y fundamental es la integridad, entendida como honradez y respeto de uno mismo y de los demás. 
La transparencia, la escucha, la iniciativa, la capacidad de convocatoria, de decisión, la comunicación, la disposición al servicio, la humildad, todas ellas y otras muchas más, son las características que nosotros o el líder del proyecto o institución en la que estamos inmersos, debemos poseer o trabajar para perfeccionarlas, porque son las que van a hacer que el resto del sistema se involucre al 100% en el objetivo común. De lo contrario, más tarde o más temprano, aquel líder que no posea esas cualidades, será un obstáculo insalvable para que la organización alcance el éxito, puesto que provocará desconfianza, falta de implicación, corrientes de oposición, luchas internas e incluso la destrucción del sistema.

No quiero extenderme mucho más, sólo pedir una reflexión a la hora de elegir al líder si es un proceso democrático o de integrarnos en una organización cuyo líder no reúne los valores y cualidades que nosotros consideramos necesarias, porque de lo contrario la responsabilidad del futuro fracaso a nivel individual o colectivo, pasara a ser nuestra.



LAS PREGUNTAS SON LA RESPUESTA

miércoles, 14 de enero de 2015

Mucho tiempo sin escribir, mucho camino recorrido y aún más por avanzar. Atrás quedan nuevos aprendizajes, excelentes personas y un deseo común por alcanzar y compartir la mejor vida posible y la que aporte más valor a más personas.


No me olvido de que prometí acompañaros en el camino hasta conseguir vuestros propios objetivos, así que vamos a por ellos.Coge papel y boli y anota todo aquello que se te ocurra que puedes hacer que te acerque a la meta. ¿ Ya está?, ¿solo eso?. Quizás tu problema sea que sólo ves aquello que estas acostumbrado a ver, que sigues en tu zona de confort. Vamos a hacer una cosa. Separa tres columnas en tu hoja de ideas.En la primera, anota todas aquellas ideas que se te ocurren desde un punto de vista racional, que posiblemente serán las que tengas ya anotadas. En la segunda, escribe todas aquellas ideas que vienen a tu cabeza por muy locas e idealistas que sean, no te pongas limites, déjate llevar por la creatividad. Te sorprenderá como alguna de ellas te puede dar una pista para facilitar tu viaje. El problema es que hemos educado a nuestro cerebro a pensar de modo lineal, en términos de causa-efecto, cediendo a la costumbre y renunciando a la posibilidad de romper el molde. Por último, deja que tu corazón y tu emoción hablen. Aquello de "lo que de verdad me apetece ahora....", cobra valor, el valor que nos atrevamos a darle y que solemos reprimir la mayor parte de las ocasiones porque desde un punto de vista social no estamos en sintonía con el resto del entorno.



Revisa ahora todas las opciones.Anota los pros y los contras. Visualiza las consecuencias que puede tener cada opción en ti y en los demás, qué es aquello que sentirás, qué aspectos de tu vida se verán afectados, qué comportamientos, hábitos y valores necesitaras y cuales ya no te harán falta. Arriesga lo que no has arriesgado durante este tiempo. Recuerda que si sigues haciendo lo mismo el resultado será igual y que el cambio sólo es posible si  empieza en tí mismo. Piensa en cual va a ser el primer paso, la primera opción de las que tienes en la lista y comprometete al máximo con ella, porque de ese compromiso total depende el exito en tu misión.
Concrétalo, ponle fecha, lugar, hora y visualiza tu logro. ¿Lo tienes?, pues ¡¡ VE A POR ELLO !!. El único fracaso es renunciar a la posibilidad de intentarlo.

LA CASA POR EL TEJADO

miércoles, 27 de agosto de 2014

¿ Escribiste en tu cuaderno de viaje las cosas de tu vida que te hacen o no feliz?. No dejes pasar el tiempo y hazlo antes de seguir leyendo. Olvida esa costumbre de dejar las cosas para más adelante. Ahora es el momento. Lo único seguro es el presente.

Dejamos que lo importante se convierta en urgente, transformándolo en una fuente de estres que nos acaba ahogando o simplemente lo dilatamos en el tiempo hasta que olvidamos el significado que tenía para nosotros.
Es posible que lo hagas constantemente y lo disfraces con excusas para autojustificar tu falta de acción.Realizar tu viaje soñado, formar una familia, empezar o acabar una relación de pareja, apuntarte a una academia o al gimnasio, ir al médico, empezar un negocio, una aventura en el extranjero, etc, son objetivos o sueños que se suelen perder en la noche de los tiempos porque nunca es el momento adecuado. Los hijos, la crisis, el cansancio, los horarios...siempre encontramos el obstáculo adecuado. Luego vemos con cierta envidia y resignación que otros que si dieron el paso y vencieron las dificultades que sin duda también se le presentaron, viven una vida que hubiéramos deseado para nosotros.
Sea tu caso o no, lo que está claro es que no vamos a dejar que eso suceda a partir de ahora, porque vamos a ser PROACTIVOS, luchando por conseguir aquello que deseamos realmente, sacando a la luz las fortalezas de nuestra personalidad y reafirmando nuestro LIDERAZGO PERSONAL.
Vamos a buscar juntos aquello que nos va a realizar como SERES HUMANOS. Sólo tienes que saber hacia donde vas, cual va a ser o es tu OBJETIVO en la vida. No te cortes ni te pongas límites. Ya habrá tiempo de modelar dicho objetivo y buscar el camino. Dedícate un tiempo y busca en tu memoria sueños olvidados o reprimidos. Si ya los cumpliste, piensa que es lo que te haría realmente feliz a partir de ahora. Se ambicioso.
Normalmente no resulta fácil hacerlo, así que te voy a dar unas herramientas para encontrarlo y unas pautas para definirlo.

LA RUEDA DE LA VIDA.

Dibuja un circulo y divídelo en 8 sectores iguales. Cada uno va a representar un área de tu vida. Tendrás que anotar en cada sector el tanto por ciento de satisfacción que tienes en ese área. Reflexiona con calma. Aquellas áreas que presentan un menor porcentaje te pueden dar una idea de los objetivos que te puedes proponer a corto o medio plazo. Las áreas son:

  • FAMILIA: ¿Como es tu relación con tu familia?, ¿te sientes a gusto?, ¿pasa suficiente tiempo con ellos?,¿colaboras en tener un buen ambiente en casa?.
  • AMIGOS: ¿Mantienes amistad verdadera con otras personas?, ¿te satisfacen esas relaciones?, ¿influyen positívamente en tu vida?, ¿que cambiarías en ti y en los demás?.
  • SALUD:  ¿ Te sientes como quieres sentirte?, ¿muestras cansancio, apatía o malestar con cierta frecuencia?, ¿solicitas ayuda profesional cuando ocurre?, ¿te automedicas?.
  • ECONOMÍA: ¿Estás satisfecho con tu nivel económico?, ¿como podrías incrementar tus ingresos?.
  • TRABAJO: ¿Te gusta tu trabajo?, ¿como es tu relación con tus compañeros?, ¿y con tu jefe?, ¿podrías mejorar algún aspecto?.
  • DIVERSIÓN Y OCIO: ¿ Estás satisfecho con tu tiempo de ocio?, ¿te aporta algo?, ¿podrías hacer algo diferente?.
  • RELACIONES PERSONALES: ¿ Que sientes respecto a tu pareja?, ¿es lo que realmente deseas?, ¿le dedicas el tiempo y el amor suficiente?.
  • DESARROLLO PERSONAL: ¿Sientes que creces como persona?, ¿ has hecho aquello con lo que siempre habías soñado?, ¿controlas tu vida o te ves obligado a hacer cosas que no deseas por diferentes circunstancias?, ¿que necesitarías?.


PLANTILLA DE CUADRANTES

Coge un folio y ponlo apaisado. Dividelo en cuatro partes iguales. Numéralos del 1 al 4. Reflexiona y anota en cada cuadrante:

QUIERO
NO QUIERO
TENGO


NO TENGO




  1. Todo aquello que tengo en mi vida y quiero tener.
  2. Todo aquello que no quiero tener y tengo.
  3. Todo aquello que quiero y no tengo.
  4. Todo lo que no quiero y no tengo.
Los cuadrantes 1 y 4 son tus fortalezas, aquello sobre lo que basar tu plan de acción y a lo que siempre puedes recurrir.
Los cuadrantes 2 y 3 son tus áreas de mejora. Ahí debes encontrar los objetivos que buscas.

Existen otras herramientas para definir el objetivo. Si estás interesado en conocer alguna otra puedes hacérmelo saber dejando un comentario en el blog y dedicaré el siguiente post a vuestras peticiones.
Para aquellos que ya tenéis una idea aproximada del objetivo, os añadiré ciertos matices que debe cumplir:

  • Ha de ser lo más CONCRETO y específico posible.
  • Debe ser realista, pero a su vez suponer un DESAFÍO.
  • Tiene que ser comprobable y MEDIBLE en su consecución.
  • Se debe cumplir en unos PLAZOS SEÑALADOS.
  • Eres quien debe realizarlo, aunque para ello necesites colaboración.
  • Enunciarlo en POSITIVO y ser RESPETUOSO con el entorno.
  • Debe estar ORIENTADO AL RENDIMIENTO, no al resultado.

¿Lo tienes ya?. Te doy unos días para definir tus metas y en la siguiente entrada te ayudaré a encontrar el camino por donde llegar a ellas.




EL ÚNICO CAMINO ES EL TUYO, SIGUELO.

lunes, 18 de agosto de 2014

Pongámonos manos a la obra. Mejor aun, vamos a encender el cerebro, mirando en primer lugar hacia adentro y a dar respuesta a la primera pregunta planteada en la entrada anterior.
¿ PARA QUE NOS LEVANTAMOS CADA MAÑANA?.

La respuesta sólo puede ser una: " Para ser feliz ".
Si tu respuesta no ha sido esa, es que algo no encaja en tu vida, porque ese debe ser el objetivo, no hay otro. Lo que será diferente sera el camino para llegar a él. Este objetivo tiene una ventaja adicional y es que sólo tienes que pensarlo una vez, porque es autorenovable, es decir, siempre podemos ser un poco más felices, fundamentalmente porque la felicidad (junto al amor), es el único activo que aumenta cuando se reparte. Y esa es la clave,darnos cuenta de que en este mundo no estamos solos, de que nuestro éxito en la vida depende de lo que aportemos a los demás, pues en el fondo estamos invirtiendo en nosotros mismos.
De acuerdo, pero ¿como voy a repartir felicidad, si yo mismo no soy feliz?, ¿si me paso el día intentando ganarme la vida?. Primer error, compañero. Estamos tan llenos de prejuicios, tan programados desde niños para sobrevivir, luchar y competir con los demás, que no has caído en la cuenta de que no tienes que ganarte la vida....porque la vida ya la tienes ganada, es TU VIDA.
Quizás tu problema (y el de tantos otros), es que crees que la medida de la felicidad y el éxito en la vida es el TENER en lugar del SER.
Tan influidos estamos por esta sociedad en la que todo tiene precio, que somos capaces de dejar a un lado nuestros valores y hasta nuestros seres más queridos para acumular más ganancias sin necesitarlas realmente, sabiendo además que nunca serán suficientes, porque el propio ego necesitará un crecimiento ilimitado para autoalimentarse. La motivación para obrar así siempre viene de la comparación con los demás.
Sin embargo, tan preocupados estaremos con nuestra productividad, que no tendremos tiempo para ser felices, así que la clave no es el dinero. ¿Cual es entonces?. Seguramente ya lo habrás descubierto. La clave es hacer aquello que realmente amas hacer, en lo que te sientes realizado y hacerlo siempre al cien por cien, valorando cada pequeño logro y repartiendo valor al mayor número de personas posible. Si tu trabajo no te llena, es mejor que empieces a buscar alternativas. No hay excusa. La estabilidad es una quimera. En las colas del INEM encontrarás a miles de personas que creían que tenían su vida solucionada en términos económicos. Algunos de ellos soportando durante años abusos de poder, maltrato o acoso psicológico, pensando que ese era el peaje a cambio del cual podrían llevar una vida cómoda. Ahora, después de tanto tiempo renunciando a su identidad, les toca recuperar su autoestima, encontrar la confianza y los valores olvidados, porque a ellos si que les toca ganarse la vida, puesto que en su día la cedieron a otros.
La vida puede ser muy larga....o muy corta, así que además de aprovechar las oportunidades, hay que generarlas. ¡Lánzate a por tu sueño!.
Sino respondiste "ser feliz" a la primera pregunta, coge ahora mismo un papel y escribe en el todas las cosas que no te gustan de tu vida y al otro lado las que te hacen feliz. Subraya aquellas en las que tú puedes hacer algo por cambiarlas y en el siguiente post daremos otro paso adelante.
Gracias y bienvenido a bordo. De regalo por tu tiempo, te indico 7 senderos por los que te será más fácil ser feliz:

  1. Vive de manera sencilla, que tu vida no dependa de tus bienes.
  2. Busca una actividad que ames hacer o empréndela tu mismo.
  3. Que tu trabajo esté acorde con tus valores.
  4. Valora cada logro por pequeño que sea, tanto en ti como en los demás.
  5. Pensar demasiado en el futuro nos aleja de disfrutar del presente.
  6. Evita compararte con los demás, siempre pierdes.
  7. Para solucionar un problema vale más una pequeña acción que cien grandes pensamientos.








¿QUE RUMBO PONEMOS, MI CAPITÁN?

jueves, 14 de agosto de 2014

Amanece de nuevo y con ello, casi con seguridad absoluta, comenzamos a poner en práctica esa curiosa habilidad, costumbre, virtud o defecto del ser humano que supone nuestra capacidad de improvisación.
¿ Cuantos de vosotros tenéis claro para que os habéis levantado de la cama hoy?. En el mejor de los casos, aquellos que son capaces de dar una respuesta concreta, esta se referirá a un motivo laboral. Sin embargo, hasta que el sol se ponga y las fuerzas nos abandonen, hemos de pasar por diferentes roles; profesional, padre, amigo, compañero de trabajo, deportista, etc. ¿Has pensado un objetivo para cada uno de ellos?.
Si tu respuesta es "NO", posiblemente acabarás el día con pensamientos del tipo: "No he hecho ni la mitas de las cosas que debería" o "que día más poco aprovechado" o aún peor "ojalá no hubiera amanecido".
Mi madre, con cierta frecuencia, solía repetirme una frase: "Santi, día que pasa no vuelve".Con más o menos adornos, este mensaje aparece en todos los libros de coaching y liderazgo que han caído en mis manos durante los últimos meses, llámese el autor Covey, Rovira, Sergio  Fernandez, Goleman o Punset. GRACIAS MAMÁ.
Seguramente, cuando eras adolescente, estabas lleno de sueños y recuerdas aquella época con gran cariño. Quizás, incluso sonríes al evocar ciertos momentos, porque las emociones son atemporales. ¿Donde han quedado esos sueños?, ¿luchaste por conseguirlos?, ¿cual fue tu compromiso en esa persecución?.
Si los conseguiste, además de ser una persona feliz, estoy convencido de que no te dejaste morir de éxito y emprendiste un nuevo rumbo con objetivos bien definidos.
Por el contrario, si abandonaste tus sueños, tu devenir por el mundo es posible que diste mucho de lo que potencialmente podría haber sido.
¿Cuales son los enemigos de los sueños?. ¿Quién o qué te impidió alcanzar el tuyo?. ¿Estás aún a tiempo de hacerlo?.
Culparemos a otras personas (padres, profesores, jefes, pareja), nos quejaremos de que no tuvimos medios suficientes (dinero, ayudas, formación), de que no dispusimos del tiempo que necesitábamos (cuando el día siempre tiene 24 horas, ni una más, ni una menos). Repartiremos culpas y responsabilidades e incluso nos auto castigaremos, diciéndonos que no valemos para esa u otras tareas similares, quedándonos con la idea de que no somos quién creíamos que podíamos llegar a ser.
Sin embargo, en la mayor parte de los casos, el motivo de la falta de éxito, ha sido un problema de gestión emocional o temporal, planificación y coherencia con nuestros valores.
¿Donde queda nuestra identidad cuando abandonamos nuestros valores y objetivos personales para conseguir los de terceras personas?. ¿Tenía claro lo que quería conseguir o era una idea abstracta?. ¿Realmente podía alcanzarlo o era una utopía?. ¿Puse los medios y el esfuerzo necesario?. ¿Fije objetivos intermedios que me motivasen en el camino?.¿Pensé en los obstáculos?. ¿Calculé el tiempo que me llevaría conseguirlo?.
Muchas preguntas y probablemente pocas respuestas. Vagamos por la vida como autómatas, luchando contra miedos y prejuicios. Pensamos que llenando el día de ocupaciones seremos más productivos y vivimos a toda velocidad y sin plena consciencia de la repercusión que esa forma de vida tiene en nosotros y en los que nos rodean.
Si he despertado en ti alguna curiosidad, un momento de reflexión o un motivo para cambiar, estate atento a
mi blog durante las próximas semanas. Cuando lo hagas, siéntate con tiempo y coge una libreta y bolígrafo, por que no voy a darte respuestas y soluciones mágicas, sino que voy a intentar que seas TÚ mismo quién las encuentre, sólo TÚ puedes ser "el capitán de tu barco, el guardián de tu destino".



SE BUSCA AVENTURERO PARA SER FELIZ

domingo, 13 de julio de 2014

Reconozco que esta entrada está condicionada por mis últimas experiencias vitales, que han ampliado considerablemente mi mapa del mundo y confirmado una serie de creencias que desde hace tiempo había ido incorporando a la identidad que con el paso de los años se va modelando y rebelando como auténtica y única, pero al fin y al cabo, el propósito inicial de este blog, era proponer caminos para alcanzar la felicidad y no podía obviar uno tan importante como es el retorno a la naturaleza.
No quiero enfocarlo como algo poético ni idealista, sino como una guía práctica, sencilla y realizable por cualquiera de vosotros.
El último hábito que nos propone Covey en su imprescindible obra, "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva", es el que nos habla de afilar la sierra.En el, nos habla de perfeccionar las cuatro dimensiones del ser humano; física, mental, emocional y espiritual y creedme que una de las maneras más sencillas y eficaces es acercarse al origen de la creación, entrando en contacto con la naturaleza.
Sin duda que el entorno urbano facilita mucho nuestras vidas, poniendo al alcance cubrir las necesidades básicas de manera muy sencilla y rápida, pero también es indudable que cada día crece el número de jóvenes y adultos que buscan técnicas para canalizar el stress, que persiguen un desarrollo físico que la sociedad actual de hábitos sedentarios y del ocio pasivo no es capaz de ofrecer, que se inscriben en talleres de espiritualidad, meditación, mindfulness u otras disciplinas, con objeto de encontrar su verdadera identidad y crecer como personas. Buscan la solución dentro del mismo marco en el que se encuentra el problema. Lo que os propongo es una técnica de Coaching que consiste en ampliar ese marco. Salgamos de la ciudad y veamosla desde lo alto de un monte. ¿Porqué?. Ahí van mis razones:
A nivel físico; vamos a sentir como el sistema respiratorio amplía rápidamente su capacidad tanto a nivel cuantitativo como cualitativo. Cambiamos el aire tóxico de la urbe por aire virgen. El corazón va a actuar de modo más económico, para lo cual va a aumentar su tamaño. La musculatura de sostén se va a fortalecer, realizándolo además sin impacto, evitando las lesiones típicas de las actividades físicas estandarizadas y favoreciendo la autonomía en la vuelta a la actividad cotidiana. El desarrollo corporal va a ser armónico, puesto que andar es una de las habilidades básicas del ser humano y quizás la más global, porque implica a toda la musculatura.
A nivel psicológico; huimos de la sobrecarga de estímulos del día a día. Nos ponemos en modo "unplugged", contemplamos nuestras preocupaciones desde el silencio y la calma, tomando distancia del problema, que se minimiza al observar lo pequeños que somos vistos desde unos metros más arriba. Podemos focalizar la atención en los estímulos que se nos ofrecen; el canto de los pájaros, el baile de las ramas al son del viento, el crujir de las hojas...También concentrarnos en resolver un problema sin miedo a distracciones habituales (ruidos, teléfono, timbres, horarios), dando una respuesta más completa y creativa.
A nivel emocional; ¿alguien conoce mejor sensación de paz que contemplar un amanecer escuchando únicamente el sonoro despertar de los pájaros?. Otra opción puede ser compartir una jornada en la montaña con tu pareja o amigos. El esfuerzo en común une a las personas. Si a eso sumamos la relajación que uno siente en el silencio del bosque, la comunicación será con total seguridad más armónica y fluida que en otras circunstancias más comunes.
A nivel espiritual; Robin Sharma, en uno de los libros de su conocida colección "El monje que vendió su ferrari", propone para momentos de confusión personales, adentrarse en la naturaleza al amanecer y sentarse junto a un río o lago a contemplar nuestro propio reflejo. Concentrados en el, encontraremos al cabo del tiempo las fortalezas y áreas de mejora que nos llevarán al desarrollo en plenitud.
Podría daros más razones, pero considero que con estas
son suficientes para que cada uno toméis vuestra decisión. Tengo claro que unos habrán visto el camino como un cortado de piedras por el que no merece la pena transitar, otros visualizarán una dura jornada de campo a través con matorrales y espinos que pueden dejarnos heridas o una senda en la que a veces no sabremos que dirección es la correcta o incluso una pista limpia que nos incita a avanzar más rápido. Sin embargo seguramente todas llevan por igual a la cima y sin embargo lo que no debemos perder nunca de vista es, parafraseando a Nick Nolte en "El guerrero pacífico" que "la felicidad no es la meta....es el camino".
Siento dejaros, pero son las 6:30 y ¡¡AMANECE !!.


EL LIDER SE ESCAPA

martes, 4 de marzo de 2014

Como cualquier otro día, subía las escaleras que conducen a las aulas. Sin embargo, algo había diferente. El aroma a escuela de toda la vida era más tenue, frágil, deslavado. Ningún motivo aparente, ninguna pista, todo parecía una sospecha producto de una noche difícil, hasta que al mirar por la cristalera de la clase contigua vi que la persona que durante más de 45 años  había repartido amor, disciplina y matemáticas a partes iguales entre los alumnos, no era la misma. El “PROFE” ya no estaba. ¿ Desconcierto, tristeza, alegría, duda?.  Meses enseñando inteligencia emocional y ahora era yo incapaz de poner nombre a lo que sentía. Respira, céntrate,  alégrate por él y recuerda. Recuerda que ahora va a tener tiempo para sus múltiples aficiones que no te dejaban ver su edad por la ilusión juvenil y la energía con que las afrontaba. ¿Cuántas carreteras has recorrido en bici con él mientras te contaba hasta el mínimo detalle del paisaje sentido en una salida de domingo?.
 ¿ Acaso no te has sorprendido mirando alguna de sus fotos buscando el motivo de cada luz y cada sombra?.
 Recuerda la atención de los chavales escuchando una de sus mil batallitas dentro y fuera del cole, reales o imaginarias, daba igual, el que hablaba era “EL PROFE”. En realidad daba igual la audiencia; alumnos, padres, profesores, siempre conseguía hacer llegar su discurso a través del silencio.
Visionario como pocos, ya se dio cuenta hace más de 30 años, de que el mundo del futuro necesitaría la informática como vehículo de transporte. De que el humor y el respeto hacia los alumnos, eran armas mucho más poderosas que el castigo y la intimidación propio de los años setenta .De que los audiovisuales y las imágenes llegaban más que las simples palabras y sobretodo, de que más allá de los currículos, la verdadera labor de los colegios era transmitir a los niños los valores y principios necesarios para ser PERSONAS con mayúscula, personas respetuosas consigo mismas y con los demás, solidarias, trabajadoras, capaces y responsables.
Tu discurso siempre fue coherente con tus ideas, lo que te provocó algunos enfrentamientos pero sobretodo grandes amigos, que veían en tus palabras caminos para mejorar que de otra manera hubieran sido incapaces de explorar. En él, no dudabas en que para encontrar la solución a un problema, lo primero era
asumir que nosotros siempre somos parte de ese problema y que la educación es un ejercicio de responsabilidad, en la que casi siempre enseñamos más con lo que somos que con lo que impartimos, que debemos ser ejemplo de valores y comportamiento con nuestros alumnos  antes de exigirles su implicación en el proceso de aprendizaje.
Como compañero, será difícil encontrar otro igual. Un líder a la hora de trabajar, un amigo en los tiempos difíciles y un caballero en las formas. Tu calma y tus exquisitas palabras han sido capaces tanto de calmar las emociones más intensas como de agitar las más duras conciencias.

 Contigo aprendí el significado de la palabra carisma, nunca dejaste a nadie indiferente. Estoy seguro de que dentro de diez o veinte años, igual que hoy en día, cada vez que un ex alumno se cruce en mi vida, una parte de la conversación será para interesarse por ti y para desearte lo mejor en la vida, porque en mayor o menor medida sienten que parte de lo que son es gracias al PROFE.
No sé si te hará gracia o no escuchar mis palabras, que se con certeza que no sólo me representan a mí, pero ¿sabes?, me da igual, porque al igual que tú, lo que siento en mi corazón un acto de justicia necesito expresarlo y porque sé que como no te dejarán indiferente, volverás al colegio, a tu casa de toda la vida, a darme tu opinión y eso supondrá que tendré un día más para aprender de ti.
Disfruta de tu bien ganado descanso, amigo, pero recuerda que cualquier visita, cualquier palabra, consejo, chiste, imagen, video o crítica tuya será un premio y una motivación para los que nos quedamos intentando llegar a la cima del puerto.


  GRACIAS POR TI,
 DON ANTONIO DAVALILLO.

" YOU´LL NEVER WALK ALONE "

viernes, 14 de febrero de 2014

Puedo decir de manera clara y abierta, que he aprendido más de los alumnos en los dos años largos que hacen desde que he introducido el coaching individual y de grupos en mi práctica docente, que en los dieciséis anteriores. Sin lugar a dudas, trabajar aspectos como la escucha activa, la inteligencia emocional, las leyes sistémicas, la empatía, el pensamiento y la actitud positiva y otros que son propios de nuestra disciplina, no sólo me ha acercado más a los alumnos, sino que en la medida que he ido conociendo y comprendiendo de manera más profunda sus inquietudes,ambiciones y dificultades, ha crecido en mí un sentimiento de autorealización, mucho más próximo a lo que imaginaba hace casi veinte años, cuando vestido de utopías, aterrice en mi colegio.
Los que somos o habéis sido padres de adolescentes, sabemos de la dificultad de tratar con chicos y chicas de esa edad, en la que su mundo físico y psicológico les abre un universo de posibilidades, sueños y ambiciones ilimitados, pero también infinidad de dudas, inseguridades y miedos, que trasladan a las dos instituciones en las que emplean el mayor porcentaje de sus días, la ESCUELA y la FAMILIA.
Cada vez es más frecuente encontrar familias que en sus propias palabras "tiramos la toalla" o "no sabemos que hacer con él". Con frecuencia, gran parte se agarran a un diagnostico tipo TDA o TDAH, que desemboca en una medicación en ocasiones abusiva e innecesaria, para justificar todo tipo de conductas, desde el fracaso escolar a problemas de adaptación, actitudes violentas o cualquier otra de las que los chicos/as de esta edad suelen presentar.
Evidentemente, el ritmo de vida actual, no favorece que los padres tutelen realmente a sus hijos durante gran parte del día, pero en esta ocasión,  es más importante la calidad que la cantidad. Poneros durante unos minutos en su lugar. De repente alguien os apunta a una o dos actividades después de trabajar, incluso sin
pediros opinión ( deporte, música, academia, inglés, etc ). Al menos una de esas actividades, es una continuación de vuestra labor en el trabajo, con las ganas que teníais de descansar. Al llegar a casa, esa misma persona te pide que trabajes otro poco más en casa. Incluso en ocasiones, te coge tu agenda sin permiso para revisar lo que has hecho, asaltando tu intimidad. Te exige resultados positivos y tu lo intentas, sin embargo, a pesar de hacer un gran esfuerzo, no consigues tu objetivo, lo que repercute en una mayor vigilancia de tu labor e incluso la perdida de privilegios que anteriormente has tenido ( televisión, amigos, videojuegos, deporte, etc ). Inevitablemente reaccionas.Puede ser rechazando a la autoridad, perdiendo confianza en tí, disminuyendo tu autonomía o manifestando tu frustración en entornos diferentes.
Esta es la realidad que los adolescentes que he tratado a nivel individual viven. El colegio, con sus currículos desfasados y carentes de significado real para ellos, con sus métodos en ocasiones tediosos y faltos de motivación intrínseca y con su interminable jornada dentro y fuera de las aulas, se convierte en una carga para la que muchos de ellos no se ven preparados. Manifiestan un enorme miedo al error, porque en la
mayor parte de los casos representa un castigo. Se sienten inseguros porque a pesar de intentarlo, con frecuencia no tienen las herramientas necesarias lo suficientemente consolidadas para conseguir sus propósitos. No tienen confianza en si mismos, porque la mayor parte de las ocasiones, el único baremo que los adultos utilizamos para valorarlos es el boletín de notas e incluso, aquellas disciplinas que les motivan ( Educación física, dibujo, música, tecnología, informática ) las consideramos menores, en base a nuestro propio mapa mental. Presentan dificultades de relación porque los compañeros con buenas calificaciones rehuyen su cercanía en los trabajos colectivos, llegando en ocasiones a marginarlos en el aula. No se sienten escuchados porque nadie les pregunta su opinión ni da valor a sus razonamientos, sólo cuenta el resultado y en el entorno familiar en lugar de cariño, encuentran reproches.Podría continuar, pero seguro que alguno de vosotros se está haciendo preguntas como ¿ y entonces que hacemos?, ¿ donde está el límite?,  ¿ les damos libertad absoluta?. Mi respuesta es el Coaching.
 Comencemos por escucharles. Ellos son conscientes de sus fortalezas y sus áreas de mejora, sus virtudes y sus carencias. Saben el ritmo y la carga de trabajo que son capaces de asumir. Saben que es aquello que no les está dejando progresar y conocen sus motivaciones, sus obligaciones y sus derechos. Lo que desconocen la mayor parte de los casos es como hacer una planificación de los objetivos, como utilizar las herramientas de las que disponen, como afrontar los errores desde una perspectiva de crecimiento, como tomar decisiones, como abstraerse de preocupaciones que están fuera de su circulo de influencia, como saber lo que nosotros valoramos en ellos. Ayudémosles. Encontremos el equilibrio entre dirigir, acompañar y dar libertad. Valoremos los pequeños logros sea en el ámbito que sea, somos seres globales, todo influye. Respetemos sus principios y a partir de ahí ayudémosles a conseguir el éxito. Trabajemos en equipo, en igualdad de condiciones, aportando y no imponiendo, dejando que sea responsable de sus decisiones y que él mismo sepa que hacer en caso de que los objetivos no se consigan. Pongámonos en su lugar e intentemos comprenderle antes de dar nuestra opinión.

Debemos olvidarnos de nosotros por un momento, sólo él puede encontrar su camino en la vida, nuestra misión es acompañarlo y que nunca se sienta sólo en ese camino..










EN BUSCA DEL TESORO

lunes, 10 de febrero de 2014

Bienvenidos de nuevo a este blog. Ha pasado un tiempo desde mi última entrada. Tiempo de reflexión, de aprendizaje y sobretodo tiempo de crecer en cada uno de los roles que componen mi presencia en la vida. Hoy quisiera compartir con vosotros lo más importante que he extraído de tanto trabajo y dejar claro el concepto de lo que constituye el nucleo del blog, el Coaching.
Los que llegáis hasta aquí lo haceis de diferentes ámbitos. Muchos de vosotros apenas conocéis el concepto y otros solamente habéis tenido contacto con la superficie de esta apasionante disciplina, sin apenas intuir que ahondando en ella vuestra vida puede empezar a cobrar un sentido mucho más amplio del que tiene ahora.
No es mi objetivo definir el Coaching, mas bien lo es daros a entender las puertas que abre de cara a nuestra relación con el mundo.
Un proceso de Coaching es básicamente una conversación entre dos personas en la que una (el coach ), guía a otra ( el coachee ), a conseguir sus objetivos de manera óptima.Para ello utiliza una serie de técnicas e instrumentos, que persiguen que el coachee se haga consciente de su realidad individual, de su responsabilidad en la consecución o no de dichos objetivos y elabore unas pautas de actuación coherentes con su propia identidad de cara a conseguir la mejor versión de si mismo.
A las personas nos cuesta creer que una conversación pueda provocar esos cambios. En el ambito de la educación, el comentario más extendido es el de "si eso siempre se ha hecho" o "sólo hablando no vas a cambiar nada". Se reflejan ahí dos de los peores enemigos del crecimiento personal, intervenir sin el conocimiento oportuno y resistirse al cambio metodológico que el actual paradigma educativo necesita.
En realidad el Coaching presenta características, métodos y dificultades similares en cualquiera de sus ámbitos de aplicación, así que generalizaré su descripción.
En primer lugar hay que dejar claro que no es una conversación en la que se intercambien opiniones. La diferencia fundamental es que la única opinión que importa es la del coachee, porqué sólo el tiene las respuestas. El Coach no juzga, no opina, no valora ni critica, no propone. Esta es la labor más importante y a la vez más complicada, puesto que estamos acostumbrados a proponer alternativas a cualquier conflicto o problema, sin darnos cuenta de que esa vía sólo es ideal si se valora desde nuestra visión del mundo, cuando esa visión es tan personal como única. La visión del coachee dependerá de circunstancias que serán muy diferentes en función de sus experiencias en la vida y lo que a nosotros nos parece perfecto, él puede verlo de manera contraria. Por eso, el principio que debe regir el proceso es que " EL COACHEE ES PERFECTO ".
A través de preguntas, debemos ir ahondando en su verdadera identidad, descubriendo las luces y las sombras de las que hablaba en una de mis primeras entradas. Las preguntas deben ser abiertas, enunciadas en positivo y orientadas al logro. La visualización, las técnicas de relajación o autocontrol y la meditación o el mindfulnes también pueden servirnos de ayuda en algunos casos ( hiperactividad, temperamento agresivo, ansiedad, depresión,etc ). En cualquier caso, las preguntas son importantes, pero lo es mucho más la escucha activa que hacemos del coachee, porque es la interpretación de la situación que él hace la que va a guiar el proceso. Nuestro objetivo es que esa interpretación sea lo más objetiva, responsable, flexible y positiva posible, porque el coach no pretende ( ni puede ), cambiar a la persona, sólo trabaja para modificar comportamientos. De esta manera respondo al segundo tipo de excépticos a los que hacía referencia unos párrafos más arriba.
A raíz de ahí podemos ir estableciendo un plan de consecución de objetivos intermedios que desemboquen el el objetivo final que el coachee ha hecho explicito en las primeras sesiones y que ha podido modificar en función de su proceso de introspección en su propia identidad.
No quiero alargarme más, ya entrare en más detalles más adelante. Sin embargo, no quisiera acabar sin mencionar lo que el Coaching representa, más allá de los aspectos técnicos mencionados.
Para mí Coaching significa:
Empatía.
Respeto.
Aceptación.
Responsabilidad.
Creatividad.
Crecimiento.
Energía y pensamiento positivo.
Esfuerzo y compromiso.
Inteligencia emocional.
Y sobretodo AMOR POR LAS PERSONAS Y POR EL MUNDO.
Os aseguro que ayudar a otra persona, sea del ámbito que sea, a conseguir su realización personal plena, representada en los objetivos que nos propone es algo por lo que merece la pena confiar y creer en el Coaching. Todos tenemos algo maravilloso en nuestro interior, sólo hay que descubrirlo y sacarlo a la luz.


UN ESPÍRITU LIBRE

lunes, 2 de diciembre de 2013

Para completar nuestra personalidad, una vez hemos hablado de cuerpo, mente y corazón, sólo nos queda dedicar esta entrada a la parte de nuestro SER más profunda y que incluso trasciende por encima de nosotros, es decir, al ESPÍRITU.
Sin duda, he de reconocer que incluso a mí antes de entrar en contacto con el apasionante mundo del coaching, la palabra espíritu nos resulta inquietante.Nos hace pensar en las religiones, en sectas, en prácticas orientales como el yoga, taichi, zen, etc. A los más escépticos les suena a "cuento chino", precisamente por ser algo intangible que escapa a la realidad terrenal y no puede ser percibido por ninguno de nuestros cinco sentidos. Una vez más se manifiestan nuestros miedos a lo desconocido y como es habitual en el ser humano, tendemos a negar su existencia e incluso censuramos a los que cultivan su espíritu en una desesperada huida hacia adelante. Es indudable que la religión y el cultivo de la espiritualidad han dado un paso atrás en las motivaciones de la sociedad de hoy en día, en detrimento de otros valores mucho más mundanos y materiales, que en mi humilde opinión y en la de muchos otros pensadores, filósofos, comunicadores e incluso economistas, son gran parte de la causa de la profunda crisis que vive el mundo occidental, no sólo a nivel económico, sino también educativo, familiar, social, etc.
Pero, ¿QUE ES EL ESPÍRITU, QUE PUEDE INFLUIR TANTO EN NUESTRO MODO DE VIVIR ?.
Yo tengo mi forma de verlo, como algo compuesto por dos realidades:
En primer lugar una realidad personal, conformada por nuestros valores más profundos como personas, aquello que da sentido a nuestros actos y de lo que cada vez que hacemos algo, dependen cada uno de nuestros movimientos.Preguntando a los alumnos de secundaria, vemos que los valores que sienten necesarios son el amor, la paz, la solidaridad, la amistad, el esfuerzo, la gratitud, la humildad, la generosidad....es decir, valores universales y que prácticamente todos suscribimos. Sin embargo, en la realidad, son precisamente esos valores los que echamos en falta desde la escuela hasta la política, ¿porqué?. Sencillamente porqué la escuela en general ha centrado todos sus esfuerzos en la educación intelectual y toda la formación espiritual se ha delegado en la familia y en las instituciones religiosas, sin duda y a pesar de la buen voluntad de ambas, medios a todas luces insuficientes cuando gran parte de los niños recelan de la iglesia o apenas tienen contacto con sus padres debido al ritmo de vida actual.
En segundo lugar, el espíritu es algo que transciende a las personas. Tiene que ver con el sentido de la vida, con nuestra aportación al mundo, en definitiva, con el servicio a los demás. Para que me entendáis pondré un ejemplo:
 Cuando empezamos a trabajar, en un principio nuestra motivación fundamental es extrínseca, es decir, la recompensa viene del exterior ( económica, agradecimiento, etc). Más adelante sentimos la necesidad de motivarnos intrínsecamente, con algo relacionado con nuestro propio trabajo ( ser el mejor en nuestra área, conseguir los mejores resultados, etc ). Por último, entendemos que para sentirnos plenos, nuestro trabajo tiene que trascender a otras personas y sólo nos realizaremos si con el contribuimos a crear un mundo mejor ( ayudar a los alumnos a ser personas comprometidas, perseverantes, piadosas, etc ).
Gran parte de las personas no alcanzan nunca esa motivación trascendente, entre otras cosas porque tienen arraigados fuertemente valores individuales y actúan en términos de ganar-perder, es decir, piensan que para que ellos ganen otros deben perder, cuando todos los actos en común deben hacerse en términos de ganar-ganar.
No me voy a extender más, aunque es un tema complejo, así que como siempre os dejo una serie de consejos para hacer más fuerte vuestro espíritu y el de las personas que os rodean.


  • Dedica 5 minutos de tu día a ti mismo, siéntate, cierra los ojos y deja la mente en blanco, sintiendo como entra el aire en tu interior y tu corazón ralentiza su ritmo.
  • Cuando ya eres capaz de abstraerte del exterior, repasa tu día y agradece cada una de las cosas que te han hecho sentir bien a lo largo del día.
  • Piensa también en las que no lo han hecho y reflexiona si has actuado desde tus sentimientos en ese instante o desde tus valores o principios.
  • No juzgues a los demás, piensa sólo en lo que tu puedes hacer para que la próxima vez sea diferente.
  • Con tus hijos, puedes sentarte a ver las noticias y comentar como podríais ayudar a mejorar situaciones en otros lugares.
  • Podrías llegar a un acuerdo para participar en alguna acción de voluntariado o dedicar una parte de su paga semanal a alguna organización benéfica.
  • Es muy gratificante dedicar 5 minutos a meditar en familia. Sino sabes como guiarle, puedes buscar en internet alguna meditación guiada muy básica, las hay de calidad.
  • Asegúrate de que los programas de televisión, lecturas y música que consumen, están de acuerdo con los valores que pretendes inculcar a tus hijos. 
Se trata de cambiar de mentalidad, creer en que para ser felices necesitamos de los demás tanto como ellos nos necesitan a nosotros. En que todos confiamos en unos valores universales que necesitan ser llevados a cabo de manera consciente, impregnando cada uno de nuestros actos, puesto que son la forma de manifestarse de nuestra alma, de nuestro espíritu, el único capaz de transformar el mundo.

                                                                


¡¡ SIENTE, EMOCIONA, AMA !!

domingo, 17 de noviembre de 2013

¡Hagamos un ejercicio de memoria!. Intenta recopilar recuerdos de tu experiencia en el colegio, en la universidad, de tus amigos, la familia, tu pareja, un concierto, el deporte, de cualquier momento de tu vida que haya significado algo para ti. ¿Que tienen en común?, ¿porqué son importantes?, ¿que motivo te ha llevado a elegir precisamente esos?. Yo te ayudo, todos esos momentos provocaron en ti una emoción especial.
Ya dijimos en un articulo en mayo, que los nuevos modelos pedagógicos pretenden aprovechar esa conexión entre memoria, aprendizaje y emoción para conseguir los objetivos educativos de sus programas.
Pero este articulo no pretende centrarse en lo académico, sino afrontar la manera de que nuestra parte emocional se constituya en el tercer pilar del SER, junto con el corporal, el intelectual y a falta de asentar el espiritual.
Quizás en el ejercicio inicial, hayan surgido recuerdos no muy agradables. Que la emoción que desató en nosotros nos produjese dudas, miedos o incluso algún tipo de trauma que todavía no hemos superado.        ¿ Cómo puede eso ayudarnos a crecer como personas?. Evidentemente no es sencillo, pero una vez más la solución está en ti.
Las emociones son respuestas instintivas a un estímulo que las desencadena. Originalmente componen nuestro instinto de supervivencia y son iguales para todos los seres humanos. Lo que nos genera una emoción es un sentimiento y es ahí donde la persona puede intervenir. Ante una situación de peligro (emoción), todos sentimos miedo (sentimiento). La diferencia es la manera de gestionar ese miedo y las
consecuencias que esa gestión va a tener en nuestro comportamiento posterior. Lo mismo podríamos decir de la sorpresa, la alegría, la ira, de todas las emociones que nos afectan.
Todos nuestros sentimientos y los comportamientos ante ellos son aprendidos y por lo tanto modificables. Nuestro mapa mental fruto de las experiencias pasadas, conforman no sólo nuestra manera de ver el mundo, sino nuestro comportamiento en cualquier situación e incluso nuestras expectativas sobre los demás en función de como los percibimos. Si ante una situación estresante hemos reaccionado con violencia o aturdimiento, tendemos a repetir esa conducta en una situación similar o a lo sumo, esperamos poder controlar esa ira de manera intuitiva, sin realizar un entrenamiento consciente de gestión emocional. Pensamos que es algo personal, pero en no pocas ocasiones esa carga emocional negativa afecta a nuestro entorno y provoca un efecto dominó de consecuencias imprevisibles, llegando a situaciones extremas que todos tenemos en mente.
Pero este es un blog positivo, de crecimiento personal y práctico, así que vamos a proponer una serie de herramientas de gestión emocional.
1- Piensa en las situaciones que has recordado al principio del articulo y las emociones que desataron en ti e intenta ponerles nombre.
2- Profundiza un poco más, intenta recordar como te sentiste, si algo cambiaba en tu cuerpo o en tu mente, si te sentías fuerte, hundido, si tu comportamiento cambiaba en ese momento, si hubo consecuencias posteriores. Anota en tu agenda personal todo aquello que recuerdes y que sea relevante para ti.
3- De todo lo que has anotado, piensa aquello que crees que deberías cambiar porqué te hizo sentir mal, porqué te afecto negativamente a ti o a los demás, porqué crees que hay otra opción mejor, porqué tu comportamiento no estaba de acuerdo con tus valores más profundos, etc.
4- Anota en una columna conjunta cual hubiera sido la reacción a la emoción con la que te hubieras sentido pleno.
5- Intenta visualizar ese comportamiento en una situación similar. Qué y cómo te sentirías antes, durante y después de la emoción y del comportamiento posterior.
6- Ahora hay que llevarlo a cabo. No nos vamos a engañar, no va a ser  sencillo, así que te propongo que busques un interruptor que te haga consciente de que tienes que actuar de manera diferente. Sólo hace falta un momento de pausa al principio, porque tu perseverancia hará que poco a poco vayas automatizando tu respuesta. Puedes buscar ese interruptor en un anclaje que tu mismo puedes crear o simplemente en la respiración, tomándote unos segundos para encontrar tu centro y actuar desde tus valores y no desde los sentimientos.
Prueba, te aseguro que tu autoconocimiento, tu autoestima y tus relaciones con tu entorno mejoraran significativamente con un control emocional que genere empatía, valoración y reconocimiento de los demás y sobretodo de ti mismo.

UNA MENTE MARAVILLOSA

domingo, 27 de octubre de 2013

Siguiendo la serie de los cuatro pilares del ser humano que empezamos con el cuerpo, nos ocupamos ahora de la mente, o dicho de manera más amplia y explícita, de la educación del intelecto.
Es curioso, que en una sociedad que ha puesto la inteligencia racional como medida estándar de los individuos, para clasificarlos y otorgarles responsabilidades, no seamos conscientes de la falta de responsabilidad que mostramos a la hora de desarrollarla, tanto en nosotros mismos, como en las personas a las que tutelamos
.
Pensamos que con el nivel adquirido durante la juventud o en el periodo de formación previo a nuestra labor profesional, ya hemos cumplido con el desarrollo de nuestra aptitud intelectual, como aquel que abandona para siempre una estación de paso.Gran parte de los adultos abandona los buenos hábitos de lectura, escritura, investigación, etc. Nos excusamos con una dura jornada laboral para sentarnos delante de la televisión sin ni siquiera recurrir a un pequeño filtro de lo que vamos a observar, cayendo a menudo en el disfrute de series, películas o programas que en numerosas ocasiones propagan unos valores contrarios a los nuestros, poniendo en peligro la integridad moral de la que tan orgullosos nos sentimos.
Asimismo, reprendemos en ocasiones a nuestros hijos por descuidar sus hábitos de estudio, esperando un cambio en ellos, cuando una vez más el cambio debe originarse en nosotros mismos.Debemos ser coherentes y consecuentes en su educación intelectual. No delegar esa labor exclusivamente en el centro escolar, porque los hábitos más profundos y arraigados tienen su origen en la familia, la estructura original y primaria, la única estructura social que genera VIDA.
¿COMO HACERLO?
Como ya sabéis el propósito de este blog no es teorizar,  sino proponer acciones en la vida cotidiana que nos lleven a la felicidad y al desarrollo pleno a nivel personal y colectivo, así que os propongo lo siguiente;

  • Dedicar un tiempo diario a la lectura. Cualquier lectura de calidad es válida, (novelas, libros
    científicos, revistas de investigación, ensayos, biografías, etc). Si teneis hijos, es interesante buscar un momento en común para compartir la lectura, simplemente 15-20 minutos donde cada uno practica el hábito de manera individual en un espacio común.
  • Retomar el hábito de escribir. Un diario es una magnifica opción, pues además de obligarnos a expresar nuestras acciones y sentimientos de manera correcta, simultáneamente va a aumentar la toma de conciencia acerca de nuestro caminar por el mundo.
  • Ser selectivo con el uso de la televisión, tanto en cantidad como en calidad. Elegir aquellos programas que puedan aportarnos algo y que transmitan principios y valores acordes con nuestra personalidad. No más de una hora u hora y media al día es un tiempo razonable. Asimismo debemos obrar con nuestros hijos. Esta es una labor
    dificil, puesto que viven inmersos en una cultura audiovisual, pero hay que ser conscientes de lo que consumen y aplicar el hábito de GANAR-GANAR, buscando programas o series que cumplan tanto sus objetivos como los nuestros.
  • La misma medida se puede aplicar con los videojuegos o los juegos online, así como con el telefono movil. No hay que criminalizarlos, sino educarles en un uso responsable y siempre sabiendo el lugar que les corresponde en la elaboración de un horario según prioridades.
  • Podemos dedicar también un tiempo semanal, sólos o en compañia de los niños para resolver juegos intelectuales como sudokus, sopas de letras, autodefinidos, jeroglíficos o para jugar al ajedrez, las damas, etc. Cultivaremos el intelecto y romperemos esa idea de labor tediosa que acompaña a su entrenamiento.
Seguro que si te paras a pensarlo, tú mismo encontraras la forma correcta y adecuada de crecimiento mental que más se ajusta a tu realidad, asi que.......¿A QUE ESPERAS?

LA TUTORÍA EN E.S.O.(2ª PARTE)

viernes, 18 de octubre de 2013

Una vez que se ha elabordo el PAT,lo más importante ya está hecho:
“TENER UN OBJETIVO COMÚN”.
Ahora nos deberemos cenrar en medidas concretas que favorezcan la consecución de los objetivos y sean coherentes con los valores que defendemos. Estas medidas son:
1. PARA FAVORECER LA INTEGRACIÓN DE TODOS Y SU
PARTICIPACIÓN:
• Trabajo cooperativo con asignación de roles rotativa.
• Grupos de 4 (portavoz, ayudante de portavoz, secretario,
coordinador).
• Los grupos cambian cada mes y son elaborados por el profesor
teniendo en cuenta un sociograma.
2. PARA MEJORAR EL AUTOCONTROL, LA ATENCIÓN Y LA
RELAJACIÓN.
• Diariamente comenzar el día con varias respiraciones completas, un
ejercicio de concentración o equilibrio y seguir una adecuada pauta
de hidratación.
3. PARA APRENDER A EXPRESAR EMOCIONES
• Dos o tres días por semana empezamos con la música que nos
emociona. Los alumnos eligen una canción que para ellos significa
algo o tiene un componente emotivo y explican al grupo cual es.
4. PENSAMIENTO POSITIVO
• Eliminación de expresiones y refuerzos negativos.
• Decorar la clase con temas o modelos de superación y motivación.
• Dedicar 5 minutos los lunes a realizar una visualización de la
semana.
• Potenciar y practicar la gratitud.
• Reír y sonreír. Desdramatizar los momentos tensos.
• Predominio del sentido del humor.
5. PARA MEJORAR LA AUTOCONFIANZA Y FAVORECER LA
EMPATÍA
• Asignar responsabilidades en función de sus intereses y aptitudes.
• Delegado/Subdelegado.
• Encargado de fotocopias, pizarra, proyector, abrir y cerrar puertas,
grupo de ambientación, gestor de conflictos, etc.
• Todos los días interesarse por como está el grupo, gestionar las
emociones colectivas.
• Aprovechar los tiempos muertos para hablar individualmente con los
alumnos sobre temas extraacadémicos (familia, deporte, ocio, etc.)
• Practicar la escucha activa, dejarles hablar sin interrumpir y no
imponer, sino razonar nuestras decisiones de manera que los
cambios de comportamiento sean voluntarios.

6. INTERVENCIÓN CON ALUMNOS CON CIRCUNSTANCIAS
ESPECIALES (Abandono escolar, falta de integración, sucesos
traumáticos, baja autoestima, actitudes violentas, etc.)
• Desarrollo de un proceso de coaching individual en horas
complementarias. El proceso dura un mes. 4 sesiones 1 por semana.
• Acogida, explicación, diagnostico de la situación, establecimiento de
objetivos, elaboración del plan de acción y evaluación.
Esta es a grandes rasgos la forma de llevar a cabo la tutoría en secundaria
que tan buenos resultados ha dado en mi aula. Como resumen destacar las
líneas generales de actuación:
• Conseguir crear un sentimiento de grupo en base a las
emociones colectivas.
• Activar sobre todas las áreas que conforman el SER.
• Ver a los alumnos en función de su potencialidad, no de su
rendimiento.
• Conseguir que se expresen de manera abierta, libre y voluntaria.
• Hacerlos conscientes de las consecuencias de sus actos sobre
ellos y sobre los demás.

Muchas gracias.

COACHING DE EQUIPOS.LA TUTORÍA EN E.S.O (1ªPARTE)

viernes, 4 de octubre de 2013

Después de una experiencia tan exitosa y gratificante, quisiera compartir con vosotros en este blog, el resumen de la comunicación que impartí en Zaragoza el 28 de septiembre, con motivo de las I Jornadas de coaching educativo, que se desarrollaron en el salón de Ibercaja Zentrum, con un aforo completo, compuesto por educadores venidos de gran parte del país.
En esta primera parte, se trata de encontrar el verdadero significado de la tutoría en secundaria, para después, en un segundo artículo, desarrollar medidas prácticas para conseguir nuestros objetivos.


Buenos días:

En relación al tema de estas jornadas, “Coaching de equipos”, sin duda, como docentes, la gestión de nuestro grupo de tutoría es el mayor reto al que podemos enfrentarnos. En nuestras asignaturas, el control del aula, su organización e incluso las interacciones, viven condicionadas sobremanera por el hecho de ser los poseedores del conocimiento y la existencia de una programación que cumplir.

Sin embargo la tutoría representa un campo de difícil limitación. El PAT generalmente es un documento poco concreto que en muchas ocasiones no se ajusta a la realidad ni a los intereses de nuestra clase, provocando que en muchas ocasiones el tutor se vea obligado a improvisar o a realizar una serie de actividades que provocan rechazo y tedio en los alumnos. Consecuencia de esto, la tutoría se convierte a menudo en una carga de dimensiones extraordinarias. Se ve con tensión la llegada de nuestra hora semanal. Asociamos la idea de tutoría a situaciones sino de crisis, si poco deseadas, como entrevistas con familias, resolución de conflictos, salidas complementarias, etc. En cierto modo, construimos muestro mapa mental de manera reactiva y no proactiva.

Lo que voy a proponer es mi forma de entender la tutoría, basada en la experiencia llevada a cabo en mi centro, de manera experimental durante los últimos años, con resultados plenamente satisfactorios. Especialmente destacable ha sido la introducción del coaching en el aula, tanto a nivel individual como colectivo, así como el uso de las inteligencias múltiples, en especial la inteligencia emocional y la PNL como herramientas para conseguir los objetivos.

“MISIÓN, VISIÓN Y VALORES”

En primer lugar, debo tomar conciencia del propósito de la tutoría. Este propósito es individual y colectivo a la vez, puesto que va a influir en la labor de todos los compañeros y a su vez debe estar de acuerdo con la misión y valores de la institución en la que me encuentro.
El enunciado de la misión debe revisarse periódicamente, ya que las circunstancias de cada aula son únicas e imprevisibles y nuestro mapa mental del grupo se ve alterado en no pocas ocasiones.

MISIÓN:
Como tutor de 2º ESO mi objetivo fundamental es obtener la mejor versión posible de cada uno de mis alumnos, desarrollando en ellos actitudes, comportamiento y valores que se traduzcan en un mejor conocimiento de sus fortalezas y áreas de mejora, en el respeto y la aceptación incondicional de los demás (alumnos y profesores), en la creación de un clima optimo de trabajo en el aula, basado en la automotivación y la participación creativa y en progresar en el logro en primer lugar de la independencia y posteriormente de la interdependencia. Progresar en el crecimiento del alumno a nivel físico, mental, emocional y espiritual.

VISIÓN:
Observo mi tutoría como un espacio de participación global, donde todos los alumnos se sientan importantes y aporten al grupo, con la confianza que otorga el respeto a los compañeros. Además todos los profesores se deben sentir a gusto, escuchados y respetados. La motivación por aprender y la colaboración en las clases deben facilitar los aprendizajes.

VALORES:
·        Tolerancia: Aceptación de todos los alumnos. Nadie queda excluido del grupo.
·        Respeto: Respeto de todas las intervenciones, independientemente del la opinión personal.
·        Positividad: Expresarnos siempre en positivo: Eliminación de términos negativos.
·        Esfuerzo: No existe el fracaso siempre que nos esforcemos al máximo.
·        Inteligencia emocional: Gestión de las emociones en base a síntomas físicos. Verbalización de las emociones.
·        Voluntad: Importancia de la participación activa.
·        Sentimiento de Grupo: Unidad, solidaridad y cooperación.

                                                                                                                         
Estos argumentos, pueden parecer utópicos a primera vista, pero en gran parte lo son porque tradicionalmente se ha enfocado la tutoría como una serie de horas en las que el objetivo simplemente era rellenar horas escribiendo redacciones, visionando películas o elaborando murales.
En nuestro centro, tenemos la gran ventaja de que a parte de la hora semanal de tutoría, cada día disponemos de 10 a 15 minutos a primera hora de la mañana para compartir con los alumnos. Ese contacto diario favorece la percepción de la tutoría como un proceso continuo y no como sesiones aisladas. Se crea un vínculo ininterrumpido con el tutor.
Para conectar con los alumnos, debemos hacerles participes a ellos del proceso. Sería difícil que realizasen un enunciado de su misión-visión-valores. A cambio, en la primera tutoría del curso, se les propone una presentación personal en la que deben hacer público:
·  Nombre
·  Situación familiar
·  Que es importante en su vida.
·  3 cosas que hacen bien
·  ¿Qué esperan conseguir este año dentro y fuera del colegio?

A partir de todas esas propuestas, se elabora una misión del grupo en base a los objetivos expresados y las cualidades y valores de los alumnos. El documento es aprobado y modificado por toda la clase y en él se establecen los principios que van a respetarse. Todas las actividades a realizar deben estar en función de la misión. Como consecuencia de ello, teniendo en cuenta a todas las partes implicadas, se elabora una guía de acción tutorial:

MISIÓN-VISIÓN-VALORES

CENTRO
TUTOR                                               PLAN DE ACCIÓN TUTORIAL
ALUMNO